PANTEÓN, PARIS

Desde hacía quince años, el monumento presentaba importantes desórdenes resultantes de diferentes factores de degradación. 

Desde hacía quince años, el monumento presentaba importantes desórdenes que condujeron a la realización de diferentes operaciones realizadas por la dirección regional de asuntos culturales de Ile-de-France. Sin embargo, los desórdenes resultaron más numerosos de lo que estaba previsto.

Los estudios, realizados entre 2005 y 2011, concluyeron con la necesidad de llevar a cabo una amplia campaña de restauración en todo el edificio, por un importe provisional de 100 M de € programada en diez años.
Las obras realizadas de noviembre de 2012 a noviembre de 2015 por el Centro de monumentos nacionales, por un importe de 20 M de €, constituyeron la primera fase de esta campaña. Estas obras afectaban a la parte alta del edificio: el domo, incluyendo la cúpula y la linterna, el tambor y, sobre todo, los capiteles de la columnata, especialmente degradados.

  

Corte del edificio, ©Daniel Lefèvre, Arquitecto jefe de monumentos históricos
Ver el documento original haciendo clic aquí

 

Los desórdenes constatados se debían a diferentes factores: el envejecimiento de las piedras, el defecto de estanqueidad, la corrosión de los elementos metálicos insertados en las mamposterías y la mala distribución de los empujes sobre los pilares y los arcos del crucero.

 

Avant / Après - Lanternon Panthéon

Vista de la linterna del Panteón antes y después de su restauración. - Fotos: Gilles Codina / CMN

 

Tras la colocación de un gigantesco andamiaje que recubría la parte superior del monumento, se procedió a realizar las obras de restauración en las cubiertas de plomo, los elementos metálicos, las mamposterías, las esculturas y las carpinterías.

El andamiaje

Su parte baja estaba asentada en cimientos de 17 metros de profundidad y se elevaba a 37 metros de altitud. La grúa culminaba a 96 metros. La estructura del andamiaje estaba autosustentada para evitar que su peso recayera en el monumento estructuralmente vulnerable. 

Descubra el vídeo de la colocación del andamiaje: 

 

Las cubiertas

Compuestas de plomo, cobre y piedra, las cubiertas fueron restauradas para subsanar el defecto de estanqueidad y preservar de este modo las mamposterías interiores. Las nuevas cubiertas para el domo se fabricaron en Inglaterra, de acuerdo con la técnica original de plomo «colado en arena».

Muy pronto podrá ver el vídeo sobre las cubiertas. 

Los elementos metálicos

La mayoría de los elementos metálicos estaban insertados en las mamposterías y, por tanto, no eran visibles, por lo que resultaba difícil evaluar su estado. Los elementos visibles fueron tratados de modo preventivo, los elementos demasiado corroídos fueron reemplazados y se implantaron dispositivos de refuerzo.

 

Armazones de hierro presentes en el muro del frontón del peristilo [sic] del Panteón Francés 
Rondelet, Jean-Baptiste (1743-1829) / Foto © Philippe Berthé / Centro de monumentos nacionales

Vista de los tirantes del domo, bóveda circular rodeando el basamento, Foto © Caroline Rose / Centro de monumentos nacionales 

Las carpinterías metálicas

Las carpinterías originales, de hierro forjado, fueron restauradas de idéntica manera. Las que fueron sustituidas a comienzos del siglo XIX se recrearon según el modelo de las carpinterías antiguas. Vea el vídeo sobre la restauración de las carpinterías

Las mamposterías de sillares

Fueron restauradas preservando el máximo número de piedras y juntas originales. A medida que avanzaba la obra, la cantidad de piedras que había que cambiar resultó ser mayor de lo previsto. La restauración de la linterna es un buen ejemplo. 
Muy pronto podrá ver el vídeo sobre la restauración de la linterna.

Las esculturas

Las caras internas de las esculturas pudieron ser conservadas, mientras que las caras externas, mucho más expuestas a las condiciones climáticas, tuvieron que ser reemplazadas en gran parte, movilizando tanto a talladores de piedras como escultores. 
Muy pronto podrá ver el vídeo sobre la restauración de las esculturas.

Muy pronto podrá ver el vídeo «panteonesco» sobre la restauración completa.